¡Una Pirqa en Borneo!  Parte 1

Autora: Sofía Ballón No pude dejar de tomar esta foto al descender del Monte Kinabalu en Sabah, Borneo, Malasia.pirqa Estando bastante lejos de casa… distanciamalaysia-map “Esa era la antigua forma de marcar el camino” me dijo Clarence mientras apretaba el botón de la cámara. Clarence fue mi guía personal para subir a la cima del Monte Kinabalu, a 4095 msnm, la montaña más alta en el sudeste asiático. Un paseo que se debe reservar con anticipación y para el que es recomendable prepararse, pero que yo opté hacer de un día para otro y con ninguna preparación previa. con clarence El Monte Kinabalu queda a 96 kms de la ciudad de Kota Kinabalu, capital de la provincia de Sabah, coloquialmente llamada KK (kei-kei). KK era mi último destino antes de volver a Hong Kong de donde salía mi vuelo de retorno a Lima, tendría dos días y medio ahí.  En un inicio había considerado no hacer el ascenso porque se requiere de una reservación previa, ropa más abrigadora de la que tenía conmigo, buen clima o de lo contrario más tiempo. Menos mal, en Mulu, donde paré antes de KK, conocí a unos españoles que recomendaban altamente la subida.  “¡Ostia! Es patrimonio UNESCO, sabes, una de esas cosas que tienes que hacer estando aquí” Cómo iba a descartar el patrimonio UNESCO del itinerario, ¡no podía! Ahí también conocí a Tony, un señor de Penang, provincia en Malasia Continental, que también venía de haber escalado el Kinabalu con su hijo adolescente. Me dio el dato de la agencia de viajes que usó y  me deseó buena suerte. La mañana que partí de Mulu llamé a Amazing Borneo y conseguí cupo para subir al día siguiente, único día que podría.  Esto me dio cierta tranquilidad,  la agencia también me ayudó a conseguir hospedaje para esa noche en KK y terminó de darme recomendaciones para el paseo. El paquete que compré incluía transporte, comidas, alojo, y el guía particular – cada grupo debe tener su propio guía. Si vas a hacer esto, sugiero tener un grupo más grande para abaratar costos. Aquí puedes encontrar más información sobre opciones de alojo y reserva de fechas. También se puede llegar al parque de Kinabalu en transporte público. Recomendaría aprovechar de quedarte más días en la zona para aclimatarte y visitar otras cosas cerca (baños termales, el parque en la base de la montaña, un lago). Esa noche tuve que separar mis cosas para dejar mi mochila grande en el hostal y llevar solo lo mínimo necesario conmigo:
  • Ropa puesta: short y polo, zapatillas The North Face
  • Ropa para después/pijama: leggins, otro polo, swetcher, pantalón, chanclas
  • Cosas de limpieza
  • Snacks y agua
  • Documentos y plata
  • Cámara de fotos
  • Torta de chocolate de Sarawak[1], para compartir
  • Cuaderno para notas
*Es necesario también tener una casaca gruesa y un headlamp para la segunda parte del ascenso en la madrugada. Si no cuentas con ellos, se pueden alquilar llegando al hospedaje Laban Rata. Considera que este está a 3700 msnm y hay un cantidad limitada de artículos. El martes vino una minivan de Amazing Borneo por mi a las 6.30 am y manejamos por dos horas con 6 personas más hasta el parque del Monte Kinabalu. Llegando ya podía notar un cambio: había dejado de sudar por TODOS mis poros, ¡finalmente algo de friecito y sierra! Estábamos alrededor de los 1500 msnm. El sitio era un tumulto de gente y carros, guías y operadores fumando y encargándose de registrar a sus clientes. Yo aproveché de tomarme un café y cuando volví mi grupo había desaparecido. Un nuevo operador me llevó a esperar junto a unas salas de rezo, interesantemente separadas para hombres y mujeres. prayer Luego me presentó a Clarence como mi guía para el camino, me dieron un carné para tener siempre conmigo y una bolsa de papel que contenía mi almuerzo. Nos treparon a otra van para ir al punto de partida del camino Mesilau, cerca de un pueblo con el mismo nombre. Yo había pedido hacer un camino diferente de subida, interesada en ver unas plantas carnívoras llamadas Nepenthes.nepenthes 1 En el camino noté varios centros de meditación y lugares de alojo con familias locales (homestays). También un hotel más elegante con un campo de golf. Alrededor un paisaje verde y montañoso, a lo lejos entre la neblina- el pico al que tendría que eventualmente llegar. vista desde abajo A las 9.30 firmé el registro y empezamos a caminar. A mis intentos de conversa, Clarence asentía, no hablaba mucho. El camino empezó angosto, de tierra y piedras entre mucho, mucho verde. Me recordó a Baños, Ecuador. Al rato divisé el primer marcador, de medio kilómetro, la octava parte del camino, recién. medio-k Alrededor de las 11.30-12 llegamos al descanso en el que debíamos almorzar. Un grupo de cómo 6 o 7 personas ya estaban ahí, abriendo sus bolsas y comentando del mystery meat en los sanguches. Conversamos brevemente y apenas terminé de comer quise seguir caminando. lush scenery Hacía más frío y los árboles eran mucho menos frondosos que antes, las Nepenthes aumentaban en tamaño, vimos una sanguijuela roja –estas no te chupan la sangre- y unas frutitas que Clarence me dijo se podían comer. berriesnepenthessanguijuela A mayor altura, ya por los 3000 msnm el suelo de haber sido un marrón bastante anaranjado, ahora era un pálido amarillo. Las plantas eran chicas y dispersas en un suelo de piedra. Parecía otro mundo, ¡como podía haber cambiado todo tanto! amarillopaisaje altura A las 3.30 llegué al destino del día, el hospedaje Laban Rata, y fue una sensación súper chévere. Habían personas de todas partes del mundo y una vista increíble. Me registraron y entregaron las llaves de la casa Waras y una toalla, advirtiendo que las duchas no tenían agua caliente. Entré a mi cuarto y estaban unos holandeses que habían llegado más temprano. A ella le dolía la cabeza, le había afectado la altura. Se mejoró para la cena, donde compartimos la mesa con unos ingleses que habían comprado el paquete que incluía vía Ferrata. De postre ofrecí mi torta de chocolate de Sarawak, fue un éxito. Todos nos acostamos temprano deseándonos buena suerte en las respectivas caminatas de la madrugada. . . 24.-Laban-Rata-Resthouse-3,272-m-above-sea-level Continuará! Al menos se indique otra fuente, fotografía por Sofía Ballón. [1] Antes de Mulu estuve en Kuching, capital de la provincia de Sarawak que es conocida por unas tortas hechas en capas, de distintos colores y sabores.

One thought on “¡Una Pirqa en Borneo!  Parte 1

  1. Pingback: ¡Una Pirqa en Borneo! Parte 1 | chinosofia

Leave a Reply